breaking news

Japón, alquilan familias por la soledad

noviembre 29th, 2018 | by Yocasta Mendez
Japón, alquilan familias por la soledad
INTERNACIONAL
0

Japón se ha convertido en el país de la soledad. La cultura del honor y del trabajo se han impuesto en una sociedad donde ya no es fundamental tener amigos y familia, sino aparentarlo.

Las agencias de alquiler de familias han surgido para guardar las apariencias, cumplir con las tradiciones o suplir las necesidades afectivas de su creciente número de clientes.

Un ejército de actores profesionales personifican variados papeles como los padres de un novio huérfano o los compañeros de trabajo de un desempleado durante una fiesta familiar.

La empresa que asegura ser la creadora del concepto familia en alquiler se llama Hagemashi-tai, que significa “deseo animarte” y fue fundada por Ryūichi Ichinokawa en 2006 cuando constató los estragos causados en las familias por la desaparición de un ser querido.

Pero la precursora del negocio fue la empresaria Satsuki Ōiwa, quien en 1989 alquilaba hijos y nietos para ancianos solitarios porque sus familiares no tenían tiempo de visitarlos.

El deseo de ofrecer una boda acorde con las rígidas expectativas de la tradición japonesa motiva a buena parte de los clientes de Yūichi Ishii a contratar los servicios de Family Romance.

En Japón el número total de invitados, que incluye familiares, amigos y compañeros de trabajo es cada vez más difícil de cumplir debido a que los novios no viven en sus ciudades de origen o porque sus trabajos en realidad no son tan prestigiosos como para ganar el respeto social necesario.

Hermanas contra el aislamiento

Las agencias de servicios especializados han proliferado en la medida en que se ha popularizado la idea de alquilar un familiar, mientras ir a una consulta psiquiátrica continúa siendo un tabú.

El novedoso programa de “alquiler de hermanas” ofrecido por el grupo de apoyo Un Nuevo Comienzo, ofrece los servicios de voluntarias que visitan a personas que sufren de “hikikomori”, una condición en la que las personas se aíslan completamente del contacto social y permanecen encerradas en sus habitaciones durante meses.

Las autoridades sanitarias japonesas han advertido que al menos medio millón de japoneses de todas las edades padecen este trastorno.

Las hermanas sustitutas visitan a las personas con hikikomori para conversar y animarlas a salir de casa, proceso que puede tardar entre uno y dos años.

Tíos que escuchan

Otro de los negocios florecientes es el de Ossan Rental, traducido literalmente como “alquiler de tíos”, fundado por Takanobu Nishimoto en 2012 cuando cumplió 50 años.

En una sociedad que valora la sabiduría, el potencial de un hombre de edad media parece ser ilimitado. Así que por 11 dólares la hora es posible contratar a un hombre maduro para conversar y escuchar sus consejos.

Mujeres solteras contratan a los tíos de Ossan como compañía para almorzar, ir al cine, elegir el auto ideal, o presentarse en las entrevistas para alquilar vivienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *